jueves, 9 de julio de 2009

A short description of a first kiss

(Lo escribí en el 2006 y me encanta, ójala pudiera inspirarme asi otra vez.)

A esta distancia se ve tu cara un poco distorsionada. Generalmente, no pienso demasiado lo que voy a decir cuando estoy contigo, creo que esta demás hablar de lo que siento cuando es tan obvio.


Recuerdo haber dicho que tenía muchas ganas de hacer algo y fui yo quien te besó primero, callando una conversación que empezabas y que seguramente pretendía llegar, después de muchas vueltas al asunto, a la misma finalidad, ése beso. No pretendo describir un beso, solo diría que confirma una atracción innegable y que no había prueba más excitante de ese amor. Esperé con expectativa una respuesta de tu parte y los segundos que siguieron del despegue de nuestros labios, a tu respuesta me parecieron eternos. Escuchaba el aire tranquilo que se colaba por la ventana y que al contacto con mi cuerpo provocaba una simple excitación. Olía una mezcla de sudor y detergente, el aroma de mi cama, la cama que guardaba incontables historias. Dijiste que no había sido solo iniciativa mía y subconscientemente pensé que quizás había sido una reacción mutua, por lo menos estaba seguro de que había sido correspondida.

Tus palabras eran exactas, no pretendías comprometerte pero me hacías saber que también estabas enamorado. Aún así por mi cabeza atravesaban un sin fin de pensamientos que no me daban ninguna tranquilidad. Te quiero pero … no sabía como completar esa frase. Por una milésima de segundo también te imaginé desnudo, entonces sonreíste, ahora el viento de la ventana atravesaba mi cuerpo y descansaba en mi pecho. La última vez que el viento atravesaba mi cuerpo estaba un poco enamorado, pero ahora no era simplemente enamoramiento, sino también un inmenso deseo de poseerte y no como una fantasía sexual sino como un derecho de pertenencia, yo quise ser de ti y que tu fueras mío. Después estuve completamente bloqueado, no percibí ningún aroma, ni escuche ningún ruido y tampoco ví nada. Tenía tu imagen en la cabeza y solo experimentaba sensaciones en mi interior, poco a poco descargaba adrenalina y seguramente endorfinas por el estar enamorado. Tenía los ojos cerrados, inconscientemente acerque cada vez mas mi cabeza a la tuya y nos besamos otra vez.